El decir de San Juan Bautista Piamarta: “Si hacemos nuestra parte, la Providencia hará la suya”… toma fuerza cuando vemos en forma retrospectiva la llegada de los primeros misioneros piamartinos a Chile. Los misioneros entregaron su vida por la obra y Dios hizo generosamente su parte… la Providencia plenificó cada esfuerzo silencioso y cada sacrificio anónimo. Los Piamartinos viviendo el “pietas et labor”, ayudan y viven su misión con los niños y jóvenes más necesitados, fortaleciendo sus sueños y ayudándoles a ser los jóvenes que construyen verdaderas familias y una sociedad más justa humana y cristiana.

0 Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *