Estimados piamartinos y amigos:

“Somos Piamartinos con un carisma que hace bien el Bien”, este es el lema que programamos para que iluminara nuestras reflexiones y nuestras acciones de este año 2020.

Terminamos el 2019, con el llamado “estallido social”, nadie olvidará ese 18 de octubre, en lo personal no me olvidaré, me encontraba con cien jóvenes en la cuesta de los Andes, preparándonos para recibir a los peregrinos que debían pasar por la estación de los piamartinos en la tradicional caminata al Santuario de Santa Teresita de los Andes. Debíamos a las dos de la mañana dejar todo e irnos al Santuario de Santa Teresita, la decisión tomada fue esperar el amanecer y preparándonos para volver a Santiago y otros jóvenes volver a Talca. Año de cierre escolar difícil, en donde resonó por toda nuestra Patria y el mundo #chiledespertó. Todos fuimos testigos de momentos nunca vistos.

Comenzamos el 2020 con “temor y temblor”, se veía que el estallido social no había terminado, las demandas seguían y comenzamos el año escolar en donde las “fugas masivas” de muchos de nuestros estudiantes que se sumaban a las demandas, fueron frecuentes y esto nos decía que no tendríamos un año “normal”. Ese año que no empezaba normal, se evidenció también el 03 de marzo en que empiezan los primeros casos de coronavirus en Chile, después de ser testigos de que en varios países ya estaban enfrentando esta pandemia. Esta pandemia no nos ha querido soltar, ya llevamos meses sin clases, con la recomendación #quédateencasa. No estábamos preparados, ni pensábamos que nos tocaría a nosotros, pero nos tocó y en esa batalla estamos.

No ha sido fácil este tiempo, se echa de menos el abrazo, se echa de menos en  los patios de nuestro colegio a los niños y jóvenes, se echa de menos el otro, el abrazo, el contacto, etc. Acciones que parecía tan normal, hoy no las podemos hacer y  hoy debemos quedarnos en casa para evitar contagiarnos y contagiar.

No ha sido fácil el aprendizaje remoto, ustedes han sido testigos de las dificultades y problemas que hemos tenido, desde no tener conectividad hasta la retroalimentación.

No ha sido fácil comunicarnos, no sé si vamos a querer mas los medios de comunicación, las redes sociales o la internet, el Google Meet, el Zoom, o les vamos a querer dejar por un tiempo, capaz que sean parte de este nuevo comenzar, o se hagan tan nuestro en el post pandemia.

No dejemos que lo difícil nos robe la esperanza, no dejemos que este virus nos robe la esperanza, no dejemos de pensar en que esto pasará y diremos hemos aprendido, hemos crecido y amamos con mayor intensidad a los demás, lo que hacemos y lo que somos.

Un abrazo solidario y cercano de parte de los religiosos y sacerdotes piamartinos, quienes esperamos que en las páginas de este boletín, puedan ver evidenciado que seguimos haciendo bien el bien aunque estemos en pandemia.

 

Humberto Loyola, FN

Superior regional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *