Nuestro Colegio

Bienvenidos al Colegio Piamarta perteneciente a la Fundación Juan Piamarta, obra de la Congregación Sagrada Familia de Nazareth. Nuestro Establecimiento es un Colegio de Iglesia, católico, con un Proyecto Educativo Evangelizador basado en la enseñanza de Jesucristo y en los principios dejados por el fundador de la Congregación, San Juan Bautista Piamarta. Nuestra Misión es entregar una educación católica, científica humanista y técnico profesional, basada en los Sellos Piamartinos, que desarrolla y potencia los aprendizajes de los niños y jóvenes, orientándolos en la formación de familias cristianas e insertándolos en el mundo laboral, para ser constructores de una sociedad más solidaria, justa y humana con el estilo carismático de San Juan Bautista Piamarta.

 

 

VALORES PIAMARTINOS

La figura de San Juan Bautista Piamarta es un referente para apropiarse de los valores del Evangelio. En esta perspectiva, el establecimiento ha discernido los valores identitarios a partir de frases significativas de nuestro Fundador (las que a continuación se muestran entre comillas), que reflejan su manera de seguir a Jesús en la misión que recibió relacionada con la Educación de la Juventud más necesitada.

Espíritu de Familia

“Practicar y vivir entre sí el espíritu de familia, imitando la Sagrada Familia de Nazareth”.

Adhesión consciente a la espiritualidad piamartina, que impregne la vida cotidiana con el estilo educativo de Padre Piamarta, incentivando un ambiente de sincera colaboración y valoración de todos (Const. 58) en la convivencia escolar y en el entorno de la propia familia.

Humildad

“¿Quieres que Dios te tenga para grandes cosas?, busca primero ser el más humilde de todos”.

Consiste en el conocimiento y la aceptación de las propias limitaciones y debilidades, de sus talentos y capacidades, no creyéndose superior a los demás, sino iguales en dignidad al ser hijos de Dios y que disponen sus dones hacia los demás con generosidad y entrega.

Amistad

“Busquen amar a todos, pero den su amistad sólo a aquellos que puedan comunicarte el bien”.

Búsqueda de relaciones personales cercanas entre los que componen la comunidad educativa, que se extienden a todos los ámbitos relacionales de la persona, favoreciendo su crecimiento integral y acompañándole en todas las etapas de su vida.

Gratitud

“La gratitud debe ser la máxima virtud de la familia piamartina”.

Disposición positiva ante la vida y todo lo que de ella se recibe, reconociendo a Dios como Padre, que posibilita y permite nuestro crecimiento y dignificación.

Respeto

“Nuestra vida es un viaje: no nos adhiramos a nuestros compañeros de viaje, sino que caminemos con ellos tranquila y pacíficamente”.

Búsqueda que involucra desinstalarse de lo propio para colocarse en el lugar del otro, resguardando la aceptación de la diversidad, la dignidad de la persona y reconociendo sus derechos como base de una sana convivencia.

Virtudes Cristianas (Fe, Esperanza y Caridad)

“La fe no se pierde, queda adherida a nosotros hasta que vive en nosotros la caridad. Si reforzamos la caridad, también la fe permanece viva”.

Virtudes teologales que nos disponen a creer, a confiar y amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos.

Sentido Social

“Ayudar al prójimo, es ayudar a Dios, pero valorízalo dándole de corazón”.
Fortalecimiento de la conciencia social a través de la evangelización, incentivando una ciudadanía activa, la valoración de la identidad nacional y la convivencia democrática.

Espíritu de Superación

“Luchar es una condición indispensable para triunfar y ser coronado en el cielo”.
Cultivo de la constancia y la firmeza para la ejecución de los propósitos, a través del desarrollo de los propios talentos, de la búsqueda de sentido, de la respuesta a los problemas de la vida y del desarrollo de la dimensión espiritual de la persona, desde la resiliencia.

Responsabilidad

“No dejaré a los otros lo que el Señor me confió”.

Discernimiento ético – moral que da respuesta oportuna a los compromisos de la vida en el plano personal y social, fortaleciendo el ejercicio de nuestra libertad.

Colaboración

“Cuando estoy en contemplación es Dios quien me ayuda. Cuando ayudo a los otros, estoy ayudando a Dios, porque el mismo Jesús ha dicho: ‘Lo que hicieron a los otros, conmigo lo hicieron’”.

Es la aceptación de las personas que nos rodean como insustituibles para crecer en madurez, proyectar el servicio a la sociedad y vivir la fe en comunidad, desde la verdad, la responsabilidad y la caridad.

MISIÓN

Entregamos una educación católica, científico-humanista y técnico-profesional, basada en los Sellos Piamartinos, que desarrolla y potencia los aprendizajes de los niños y jóvenes, orientándolos en la formación de familias cristianas e insertándolos en el mundo laboral, para ser constructores de una sociedad más solidaria, justa y humana con el estilo carismático de San Juan Bautista Piamarta.

VISIÓN

Nuestra tarea consiste en “evangelizar educando” a los niños y jóvenes, con sus diversas pobrezas, al estilo de San Juan Bautista Piamarta.

HISTORIA COLEGIO PIAMARTA

Este Visionario Sacerdote Piamartino Padre Carlo Cittadino, movido por el legado de San Juan Bautista Piamarta, ve las necesidades de la educación en Chile y quiere seguir proyectando y consolidando la obra de Padre Piamarta, lo que lo lleva impulsar un nuevo colegio, en honor a nuestro Fundador, iniciando así, un 9 de marzo de 1992, el Colegio Piamarta en la comuna de Estación Central.

Este establecimiento ha tenido un gran desarrollo, incorporándose en el año 2004 a la Jornada Escolar Completa y en el año 2011, abriendo la educación Técnico Profesional, con las especialidades de Telecomunicaciones y Administración, respondiendo a la educación para el mundo del trabajo, que promueve la misión piamartina.

0 Compartir

BIOGRAFÍA PADRE PIAMARTA

San Juan Bautista Piamarta nació en Brescia, Italia, el 26 de Noviembre de 1841. Hijo de José y Regina Ferrari.
A muy temprana edad experimentó el dolor de perder a su hermana, dos años mayor que él, y un año después vivió su
peor duelo: la muerte de su amada madre Regina. Tres años después la muerte nuevamente golpearía su vida, llevándose
a otro de sus hermanos.
Al quedar huérfano, su abuelo materno se hizo cargo de su educación.
Quizás estas pérdidas tan grandes, le llevaron a experimentar desde muy pequeño una gran ternura y compasión por los
niños huérfanos, pobres y desvalidos, con quienes se sentía identificado y comprometido.
A muy temprana edad experimentó la llamada del Señor, ingresando al Seminario y es así como el 23 de Diciembre de
1865 es ordenado sacerdote, ejerciendo su ministerio en diversas parroquias.
Su condición de pobre marcó profundamente su vida en favor de los más necesitados, dedicándose con gran celo
apostólico a la formación integral de los niños y jóvenes. Movido por su experiencia de vida fundó el 3 de Diciembre de
1886 el «Hogar de los Artesanitos», para niños pobres y abandonados y posteriormente, el 11 de Noviembre de 1895,
funda, junto al Padre Bonsignori, la Escuela Agrícola en Remedello.
Para la continuación de sus obras, funda la congregación «Sagrada Familia de Nazareth», iniciada el 19 de Marzo del año
1900 y, junto a la Madre Elisa Baldo, la Congregación femenina «Humildes Siervos del Señor», iniciada el 15 de Marzo de
1911.
Muere santamente en Remedello el 25 de Abril de 1913, no sin antes dejar un gran legado de amor y pedagogía a quienes
continuamos su inmensa tarea evangelizadora y educativa.

0 Compartir